Vipers para Argentina: Se juega en tiempo de descuento

1
12105
El gobierno argentino aún no se decide en plasmar la rúbrica por los F-16 de la Royal Danish Air Force. El contrato se encuentra listo para la firma desde octubre 2023. En rigor de la verdad, con un simple like en una red social no alcanza, es necesaria la firma que blinde el acuerdo.

Por Marcelo R. Cimino Argondizzo

Tal como en un partido decisivo de futbol, cuyo correr del reloj condiciona progresivamente el resultado; el gobierno argentino aún no procedió a plasmar la rúbrica por los F-16 de la Royal Danish Air Force (RDAF). Siendo que el contrato se encuentra listo para concretar desde octubre 2023. Mientras tanto, sin materializar la firma, que formalice el acuerdo, el tiempo se extingue y acecha el fantasma de la caducidad.

Semanas antes de la ultima fecha del proceso eleccionario del 19 de noviembre de 2023, la Fuerza Aérea Argentina (FAA) le formalizó a la administración peronista, que su elección para el Caza Multirol, recaía en los Lockheed Martin F-16 Block 15 de la RDAF, junto al paquete de propuesta estadounidense.

En su momento, dado los comicios, la FAA logró que los oferentes extendieran el tiempo para la toma de una decisión gubernamental. Dicha espera era hasta apenas pasada la asunción de las nuevas autoridades.

Luego, por cortesía para con la nueva administración, prolongaron el plazo en otras dos oportunidades más. No obstante, hasta las gentilezas tienen fecha de «vencimiento», y esta no va más allá del primer trimestre de 2024. De allí que, la frase «el tiempo apremia» debería tomarse como una cuestión de Estado.

Respecto a los F-16 AM/BM Block 15 daneses, estos serán finalmente 16 ejemplares monoplazas + 8 ejemplares biplazas. Se espera también, de la llegada de 1 ejemplar Block 10  adicional, con todos sus sistemas en orden de uso, el cual será destinado a un centro de formación de Personal de Mantenimiento, especifico del Sistema, que se construirá en la VI Brigada con asiento en Tandil (tentativamente, se contempla el AMRIV como segunda alternativa). Este último, inspirado en el Tucson Aircraft Maintenance School, de la Air National Guard en Arizona.

Por su parte, el OFP (Operational Flight Program) de los Viper argentos incluye, por contrato en su software y sistemas de gestión, el abanico completo de armamento que el F-16 puede utilizar. En tanto, nuestro Caza Multirol vendrá vestido con todo tipo de  Misiles de tipo BVR (Beyond Visual Range) y Misiles Aire-Superficie de largo alcance (AIM-120 AMRAAM, AIM-9 X entre otros tantos).

Un Pylon Integrated Dispensing System Plus (PIDS+) y un Electronic Combat Integrated Pylon System Plus (ECIPS+), respectivamente en cada ala de la firma dinamarquesa TERMA. Los ejemplares biplazas daneses disponen de gran potencial remanente. Mientras que, dada la gran demanda mundial, la FAA planea lograr un centro de formación operativa de elite.

Respecto a montos, si bien ya hemos adelantado cifras hace meses, por cuestiones de discreción, solo diremos que el contrato ofrecido por Estados Unidos junto a Dinamarca, de no mediar una cuestión hemisférica estratégica; a cualquier nación del mundo le costaría unos 1500 millones de dólares en total. Siendo que, en nuestro caso, el monto global por las aeronaves, repuestos, un nutrido lote de motores extra, varios simuladores de vuelo, capacitaciones y entrenamiento, GSE, contratos de soporte logístico y de ciclo de vida. Apenas llega un 40% de ese valor. Con un plazo de financiación de entre 10 y 12 años través del Foreign Military Sales (FMS), sin intereses y refinanciable (configurable a nuestras posibilidades).

Por su parte, en su momento señalamos la intervención del Foreign Military Financing (FMF), organismo que nos favoreció con una subvención inicial por 40 millones de dólares, en lo que respecta al monto contractual de la parte estadounidense. Aparte de este descuento, el FMT nos otorgará sucesivas subvenciones con montos significativos, aplicables de manera anual. Dichas bonificaciones, podremos utilizarlas para futuros upgrades o para solventar pagos de cuotas.

En aras de destruir mitos, si bien el Viper requiere de equipos que «barran y limpien» las plataformas para evitar el temido FOD, absolutamente todos nuestros aeropuertos disponen de ese tipo de equipamiento. Es más, algunos de ellos se fabrican en el país.

Sobre el particular, para los Vipers argentinos, los estadounidenses proponen una modernización similar a la de los F-16C Block 30 de la ANG (Air National Guard). Esta es a elección del usuario y aplicable de manera completa o parcial, a la vez que se puede implementarse en etapas. Básicamente, el esquema propuesto comprende; nuevos equipos de guerra electrónica, nuevas cajas de gestión de armamentos, nuevos equipos de comunicación, upgrade del cockpit y adopción del radar AN/APG-83 Active Electronically-Scanned Array.

Por lo pronto, la FAA aplicará en primera instancia nuevos equipos de guerra electrónica, nuevas cajas de gestión de armamentos y nuevos equipos de comunicación. Tal vez, más adelante implemente un upgrade del cockpit con un nuevo display.

No así, la adopción del AN/APG-83, dado que ya representa una intervención más radical, que por lo pronto no se justifica. En tanto, más adelante, una vez que se conozca al dedillo el Sistema Armas, las puertas se encuentran abiertas a la incorporación de otro lote, con Vipers más modernos.

Foto: ANG – Se espera también, la llegada de 1 ejemplar adicional, con todos sus sistemas en orden de uso, el cual será destinado a un centro de formación de Personal de Mantenimiento, especifico del Sistema, que se construirá en la VI Brigada con asiento en Tandil (tentativamente, se contempla el AMRIV como segunda alternativa). Este último, inspirado en el Tucson Aircraft Maintenance School, de la Air National Guard en Arizona.

Por ultimo señalar que, el ingreso de los Lockheed Martin F-16 a la Fuerza Aérea Argentina indicará en primer lugar, un camino en el que su complemento y/o reemplazo futuro será otro modelo de Viper. Como así también, su llegada establecerá una verdadera revolución en diferentes sentidos.

Tal vez muchos entiendan que la formación de pilotos y la infraestructura necesaria sean los puntos más importantes a zanjar. Sin embargo, el Viper como Sistema será la punta de una pirámide que requerirá un salto cualitativo en el personal de mantenimiento y de apoyo a las aeronaves, junto a la implementación de procesos y procedimientos nunca vistos. Desde ítems básicos como el manejo del idioma inglés a capacitaciones permanentes y de complejidad.

Por su parte, el F-16 implementarán conceptos de funcionamiento sistémico, interactuando con unidades terrestres, navales, AWACS, entre otros. Recuperará la Aviación de Caza y permitirá mantener entrenados a nuestros hombres en ambientes de guerra moderna, a la vez de poder participar en ejercicios internacionales de manera contundente. Por su parte  ingresará la capacidad de conciencia situacional a nuestras FF.AA.

Alguna vez, hemos hecho referencia al Factor Oportunidad, creemos claramente que este lo es. Está todo dado para que se concrete la firma, sin embargo el tiempo corre y la oferta tiene fecha limite.

Continuaremos informando.


 

____________________________

NO SE PERMITE SU REPRODUCCION, EN NINGUNA DE SUS FORMAS,

SALVO EXPRESA AUTORIZACION DEL AUTOR


 

1 Comentario

  1. Si bien no me gustan que tengan 40 años de uso, U$600.000.000 en hasta 12 años……bueh! más miserables no podemos ser. Vamos nomás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

CAPTCHA ImageChange Image