Cesión definitiva del Lockheed C-130H Hércules TC-60 «Pioneros de la Aviación»

0
4526
El Lockheed C-130H Hércules TC-60 "Pioneros de la Aviación" (ex USAF 89-1188 N/S 382-5197) arribó a la I Brigada Aérea "El Palomar" el martes 06 de junio de 2023.
Por Marcelo R. Cimino Argondizzo
Tal como estaba previsto, el Lockheed C-130H Hércules TC-60 «Pioneros de la Aviación», fue finalmente cedido a la Fuerza Aérea Argentina por el gobierno de los Estados Unidos. Dicha transferencia se formalizó en una ceremonia realizada en la Base Aérea Militar Aeroparque (BAMA), con la presencia de la general del ejército estadounidense Laura Richardson, comandante del Comando Sur (SOUTHCOM).
El Lockheed C-130H Hércules TC-60 «Pioneros de la Aviación» (ex USAF 89-1188 N/S 382-5197) arribó a la I Brigada Aérea «El Palomar» el martes 06 de junio de 2023. En su momento, la aeronave partió el 5 de junio de la Base Peoria (Guardia Aérea Nacional en los Estados Unidos) en Illinois, haciendo escalas Andrews AFB (Washington), luego Guayaquil (Ecuador) arribando al otro día por la tarde, a la I Brigada Aérea «El Palomar» (AMBA).
El traslado del C-130H se realizó mediante la interacción entre pilotos de Guardia Nacional Aérea de Georgia y de la FAA. Puesto que el TC-60 es mayormente analógico, razón por la cual, varios elementos referidos a navegación difieren de los ejemplares de la flota argentina. Tal es así que, en el marco de la cooperación, los profesionales estadounidenses permanecieron dos semanas en «El Palomar», realizando las capacitaciones correspondiente hacia sus pares argentinos.
El Lockheed C-130H Hércules TC-60, vino con11.560 hs de vuelo (muy pocas horas de vuelo para un C-130). De donde se deduce que, sus horas de vuelo equivalentes (EBH), aún lo encuentran bastante lejos del cambio de los herrajes de unión Ala Externa-Cajón Central, denominados Rainbow Fitting. Proyectándose para el futuro cercano, sea procesado y modernizado en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA); cuando le corresponda cumplir con intervalo PDM (Program Depot Maintenance).
General Laura Richardson, comandante del Comando Sur (SOUTHCOM)
Mérito por partida triple.

Cabe recordar que, en 2019 como hacia finales de 2022, ocurrieron diferentes eventos con los sistemas de hélices de los C-130H en uso en Estados Unidos, que obligaron a dejar en tierra buena parte de la flota en 2019, y luego la totalidad en 2022. Esta situación, no fue menor y la traemos a colación, porque terminó siendo clave a la hora de obtener la aeronave.

Dada la oportunidad de poder hacerse de una aeronave aún operativa (1), la plana mayor de la FAA actuó con rapidez. Tal es así que, la Dirección General de Material desplegó todos sus recursos profesionales, en aras de analizar y gestionar en las diferentes áreas.

Tal es así que, planteó ante los estadounidenses un modo de leasing, que más allá de tener la certeza que la aeronave iba a ser finalmente cedida al término del arrendamiento, evitaba los tiempos burocráticos de haber ido por la vía del Foreign Military Sales (FMS). Que a su vez, conllevaría mayores costos, dado que la aeronave indefectiblemente hubiera quedado fuera de servicio temporalmente (2).

Además, producto de la falta de hélices de C-130 a nivel mundial, fue crucial la capacidad del Área Material Quilmes (AMQ), quien fue un factor clave y determinante, a la hora de la obtención del ejemplar. Dado que Argentina no era el único país interesado en el avión, no obstante sí, el único operador que disponía de hélices en optimo estado para instalarle (3).

De allí que, estimado lector, claramente esta no fue simplemente una donación al pasar o de fortuna. Ante la oportunidad, la FAA actuó de manera integrada y sistémica. Es justo destacarlo, dado que no es mera casualidad, sino fruto de una continuidad y trabajo de fondo.

General Richardson y el Brigadier mayor Fernando Luis Mengo, jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, rubricando la Cesión del C-130H Hércules TC-60 «Pioneros de la Aviación» (ex USAF 89-1188 N/S 382-5197)

____________

(1) Una de las particularidades de la incorporación del TC-60, radica en que el ejemplar no interrumpe su vida operativa. Dicha condición, permite que nuestra Nación ahorre los elevados costos que implicaría una inspección de retorno al servicio, entre otros gastos.

(2) los estadounidenses no realizaban esta clase leasing desde hacía mucho tiempo, de hecho no había personal administrativo que se encontrara capacitado para conformar y documentar la transferencia. En rigor de la verdad, hacía más de una década que el personal idóneo se había jubilado.

(3) El costo total por los 11 meses de leasing fue de U$S 14.000, mientras que se gastaron otros U$S 20.000 en el acondicionamiento de la aeronave. Total U$S 34.000.

Lockheed C-130H TC-60 en la I Brigada Aérea «El Palomar»

______________________________________________________________________

____________________________

NO SE PERMITE SU REPRODUCCION, EN NINGUNA DE SUS FORMAS,

SALVO EXPRESA AUTORIZACION DEL AUTOR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

CAPTCHA ImageChange Image