Lockheed C-130H TC-64: Reemplazo “Rainbow Fitting” (2° Parte)

2
1028
De acuerdo con DIRAM parte 8.F.50.c el OMAD FAdeA S.A. Cuenta con los elementos necesarios y capacidad para llevar a cabo la remoción y cambio de la junta de unión entre ala central y ala externa ( Rainbow Fitting) de la aeronave Hércules C-130

Por Marcelo R. Cimino

Continuando con nuestro hilo introductorio, referido al reemplazo de los herrajes “Rainbow Fitting” en el conjunto alar del Lockheed C-130H matrícula TC-64. Como paso siguiente, nos referiremos a las tareas específicas de la reparación mayor en curso, en la Fábrica Argentina de Aviones «Brig. San Martín» (FAdeA).

En nuestra primera entrega, señalamos que, el agrietamiento por fatiga y las fisuras surgidas por el stress corrosivo en la estructura del conjunto alar, variaban significativamente entre un ejemplar y otro.

También detallamos el método elaborado por Lockheed Martin (LM), para establecer un sistema de cálculo de horas de referencia equivalentes (Equivalent Baseline Hours- EBH), mediante el cual, se obtenía un Factor de Severidad promedio, en función de planificar el intervalo para reparación mayor.

Dada esta condición de singularidad en el estado estructural de ejemplar, al método de LM, se debe agregar como variable de calculo, los incidentes particulares y propios, ocurridos en la vida operativa de cada C-130 (1).

Preparativos

Como primera medida, el Departamento de Ingeniería de FAdeA, planificó una programación de trabajo en etapas. Además de determinar procesos, diseñar y construir utillajes específicos, elementos de medición, herramental, conformar Registros de Instrucciones de Trabajo (RTI), etc.

Por su parte, la aplicación del Boletín de Servicio (BS) 382-57-82 (82-771) y posteriores; 382-57-84 y 382-57-85, emitidos por el fabricante. Que establecen el método e intervalo de inspección, de los “Rainbow Fittings” (RF) inferior y superior del conjunto ala central. Contemplan la ejecución de 3700 horas/hombre de trabajo, durante un período no menor a 7 meses aproximadamente, hasta concluir con el proceso de reemplazo.

A esta altura, cabe señalar que, si bien el sistema de unión entre el Ala Externa y el Cajón Central del C-130, mediante herrajes de tipo RF a través de bulones de unión, es de uso extendido, sin embargo no es la mejor solución y tiene sus complejidades.

A diferencia del gráfico, los bulones de unión de los Hércules argentinos, poseen tuercas de tipo «barril», sin embargo el sistema es exactamente el mismo.

La complejidad citada, se encuentra representada, en que la misma es una unión hiperestática, donde es muy difícil determinar cuanta carga se encuentra soportando cada bulón. Entonces, de existir un bulón con mayor torqueo que otro, la carga puede pasar completamente a través de él y romperlo (de allí la gran cantidad de bulones que llevan los RF para distribuir la carga). Por ejemplo; en 2009, durante una revisión de rutina, sobre un C-130 H de la USAF; se descubrieron que, cinco de las 13 tuercas del RF superior, estaban rotas.

De allí que esta, es una reparación mayor que conlleva muchos controles END (Ensayos No Destructivos), un componente de habilidad profesional importante (hay hasta incluso tareas artesanales de por medio), requiere de utillaje de precisión. Junto a maniobras posicionales sobre el avión mismo muy rigurosas, en determinados estadios de los trabajos, entre otras tantas previsiones.

Manos a la Obra

Una vez definido el procedimiento de separación de las alas necesario, se provine a desabulonar el Ala Externa (OW) del Cajón Central. Para llevar a cabo esta tarea, la aeronave debe estar soportada sobre gatos hidráulicos, en sendos MLG. Mientras efectúa este desanclaje, el ala externa se encuentra soportada sobre cunas especialmente conformadas, por el intradós de la misma; mientras que a su vez, el conjunto se encuentra sostenido por el sistema de aparejos de una grúa.

Imagen antes de separar el Ala Externa del Cajón Central, donde se observan sendos RF inferiores (intradós), dentro de sus herrajes correspondientes, y de como el conjunto se integra a través de sujetadores, a la estructura alar.

Dada la tensión que soporta el área específica, el desarmado de los bulones, que unen los herrajes RF, se debe respetar un riguroso orden de desprendimiento a seguir. Tanto para desenroscar el RF inferior como el RF superior, en cada conjunto.

A medida que avanza el proceso, en algunos puntos claves se van instalando vástagos de guía, con forma de bala, previendo los pasos posteriores de la reparación.

Una vez suelta por completo el Ala Externa, es la grúa, quien a través de su sistema de aparejos, posiciona la misma, sobre un banco especialmente acondicionado para sostenerla, y así permitir los trabajos de control y reemplazo. Cabe destacar que, para cada etapa de trabajo, FAdeA fabricó, acondicionó y puso a punto todo el GSE (Ground Support Equipment) necesario (2).

Una vez desmontadas las alas, el paso siguiente es retirar los 4 subconjuntos RF de los respectivos conjuntos alares. Esta tarea también tiene un orden a seguir (no se puede desmontar cualquier RF al azar). El procedimiento demanda quitar, con mucho cuidado, todos los remaches (tipo Taper Lock y tipo Visual Lock), que fijan a cada RF y su herraje, a los diversos sujetadores estructurales. Al mismo tiempo, se fija al viejo RF a una placa rectificada; especialmente fabricada (GSE), quien hará de «extractora» del viejo conjunto (3) – ver secuencia-.

Después de retirados los viejos RF de las Alas Externas y del Cajón Central; se procede a  limpiar las superficies de contacto. Se aplica un proceso de decapado con agentes químicos, retirando pintura, pastas de interfase y sellantes. Por otra parte, se aplica cepillado no agresivo con fibra sintética, en la totalidad de las perforaciones de los remaches. Una vez limpio el metal, se realiza una profusa inspección END (Ensayos No Destructivos)(4) a través  de corrientes parasitas (EDDY current)(5). Método mediante el cual se verifica lo evidenciado en la PDM, al tiempo que se exploran las zonas a las cuales no se podía acceder con el ala instalada. Por mencionar un ejemplo, se detectaron grietas en los refuerzos de los larguerillos del ala en la zona del intradós.

Continuará


(1) El Lockheed C-130H matrícula TC-64 (Modelo 382C-23D N° Serie 4436 -Equivalente USAF 70-1275), de la Fuerza Aérea Argentina (FAA) se incorporó en 1971. En 1973 sufre un incidente de consideración en el Aeropuerto de Ezeiza. Fue reparado y al año siguiente cumple sus primeras operaciones antárticas. En 1985 sufre otro incidente (ver foto). En 2005 entra a LMAASA para cumplir con su PDM, donde inicialmente se procedió a su desmontaje; la recorrida no se efectuó recién hasta 2010. Se entregó a la FAA, por parte de FAdeA en 2011.

(2) GSE (Ground Support Equipment) – Es el equipamiento de apoyo y utillajes necesario, con el cual llevar adelante las tareas específicas

(3) Secuencia de extracción RF superior Ala  Central:

Secuencia extracción del viejo RF Superior del Ala Central, mediante el uso de una de varias placas, especialmente diseñadas para la Reparación Mayor

 

RF Superior ya retirado (nótese el RF Inferior aún sin retirar)

(4) EDDY CURRENT – Las pruebas de Eddy Current se basan en el fenómeno físico de la inducción electromagnética. En una sonda de corriente de Foucault, una corriente alterna fluye a través de una bobina de cable y genera un campo magnético oscilante. Esto, a su vez, afecta el movimiento de los electrones en la bobina al variar la impedancia eléctrica de la bobina.

(5) END (Ensayos No Destructivos) ó Nondestructive Inspection (NDI)

Galería

Continuará

____________________________________________________________________

NO SE PERMITE SU REPRODUCCION, EN NINGUNA DE SUS FORMAS,

SALVO EXPRESA AUTORIZACION DEL AUTOR

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here