La FAA, lo Coreano, lo Ruso lo Chino, la OTAN y un problema sin solución inmediata – OPINIÓN

5
1067

Por Guillermo Nardini

La innegable urgencia de medios de combate de la FAA, colisionó de frente con el reciente veto impuesto por el Reino Unido, en la negociaciones para la venta del avión FA 50 coreano a la Argentina; dejando más que claro que, desde 1982 somos considerados un enemigo a neutralizar por Gran Bretaña, aún siendo la República Argentina un Aliado Extra OTAN. De nada valieron los acercamientos sumisos de algunas administraciones de gobierno, ni el envío de toneladas de oro como gesto de buena voluntad, ni el remanido sostenimiento de las “doctrinas occidentales” de nuestros militares; ya que a la hora de pesar intereses, el Imperio resulta impiadoso, pues es evidente que el entrenador FA 50 coreano no representa amenaza para las fuerzas británicas asentadas en las Islas Malvinas. Por lo que el objeto del veto, apunta a destruir cualquier atisbo de re equipamiento por parte de nuestra nación, por mínimo que sea y no represente una amenaza real. El problema es que el “mercado de aeronaves de combate” termina restringiéndose a China y Rusia.

En el primer caso se encuentra; el JF17/FC1 el cual por su característica monomotor y precio, resultaría un potencial candidato, ¿Pero es este avión una máquina confiable? Más allá que resulta un producto que viene evolucionando de manera interesante en los últimos años, alcanzando el Bloque III, características que “en los papeles” lo acercarían al F 16, pesa sobre la producción china la sombra de una pobre calidad constructiva. Contrariamente, Rusia ofrece una reconocida confiabilidad de sus productos que además se encuentran ampliamente probados y diseminados por los cinco continentes, aunque no posee ninguna aeronave de tipo monomotor de combate en cartera.
Ya han existidos ofrecimientos hacia nuestro país de modelos como el Mig 29 M2, aeronave potente e interesante, sin embargo y más allá de la adoctrina occidental de nuestra FF.AA y la acción contraria de muchos lobbys e intereses que actuarían en consecuencia , lo cierto es que, para avanzar en ese sentido debería previamente analizar los alcances que puede tener para nuestro país la Countering America’s Adversaries Through Sanctions Act (CAATSA), que amenaza con sanciones a discreción por parte de EE.UU, sobre aquellos países que comercien ciertos productos “sensibles” con Rusia.

Lo cierto es que el panorama a corto plazo resulta oscuro, ya que si bien las relaciones tanto con China como con Rusia son optimas y permitirían sin tropiezos avanzar en una compra del tenor necesario, lo cierto es que mientras se leen estas líneas, el Ministerio de Economía local negocia con el FMI una reestructuración de la deuda, imprudente e innecesariamente adquirida en 2018/19, siendo que, este organismo financiero es administrado por los ingleses y sus socios, resultando casi de manera infantil, asumir que sus U$S vayan a dar a las arcas Chinas o Rusas, para adquirir aviones que a su vez representen una “amenaza” a sus intereses en el Atlántico Sur. La disyuntiva que nos impone el Norte es soberanía o «inclusión al mundo”. La coyuntura parece, al menos en lo inmediato, insalvable para la Argentina.

5 Comentarios

  1. culpa de la doctrina occidental de la fuerza aerea. que no quiere nada ruso o chino.
    simpre van estar estancados. por los vetos piratas.!!!

    saludos.

  2. A ver:
    – «el envío de toneladas de oro como gesto de buena voluntad» ¿qué poronga habrá querido decir el autor con eso? ¿es macrista? Supongo que se refiere a las toneladas de oro que el cipayo sirviente de su graciosa majestad británica, Mauricio Macri Blanco Villegas obsequió a su reina: la reina de inglaterra. Un hecho INCREIBLE que jamás se castigará. «gesto de buena voluntad». Bueh!
    – «doctrinas occidentales de la FAA». Vaya a saber que significa eso…….
    – «El Imperio». No existe tal imperio desde después de la Segunda G.M. Es cierto que es poderoso y mucho más que nosotros económica y militarmente.
    – «el mercado de aviones de combate termina restringiéndose a Rusa y China». ¿Y EE.UU., y Francia, por citar sólo 2?
    – El JF-17 ya lo quiso adquirir el segundo gobierno de Cristina (hasta con alguna burrada del entonces presidente de FADEA, el «Pulqui III»). Lo cierto que, -cuándo no- la FAA empezó con su tradicional lloriqueo respecto de justificativos tales como «la logística». O sea, no les gusta, pese a que se los ve tremendamente armados (al menos en las exposiciones).
    – Lo de que la FAA es contraria a los bimotores, habla mal de ellos. No se pueden comparar las prestaciones de los bimotores con los monomotores. En Alemania, los Mig-29 heredados luego de la unificación, y siendo que eran los más antiguos, en entrenamientos con los F-16 yankees, siempre les ganaban los Mig.
    – «se negocia con el FMI una reestructuración de la deuda imprudente e inecesariamente adquirida». Ja! da risa esa afirmación. Parece que el autor es macrista, nomás. Esa deuda fue tomada adrede para fugarla toda el Nico, el Mauri y sus amigos, volver al endeudamiento, al Fondo, y dejarnos a nosotros y nuestros descendientes el pago de la misma.
    Sds!

    • A ver don José, le voy a contestar sobre hechos que me constan. Si bien luego de la visita de la entonces presidenta a China, se dio la directiva de tener en cuenta material militar de origen chino, está orden no tiene absolutamente nada que ver, con el latiguillo “Pulqui III”, que esbozaba repetidamente el entonces funcionario a cargo del directorio de FAdeA. De hecho, cuando CFK viaja a China, ya hacía tiempo que Argarañaz ya no estaba más en FAdeA. De allí que ud se encuentra confundido.
      Respecto del JF-17, solamente existió una comisión que viajó a un primer contacto a China y de esa reunión resultó que en los dossier, la aeronave cumplía con los requisitos iniciales para reemplazar al sistema Mirage. Determinándose que se podía pasar a una segunda etapa donde tomar contacto con la aeronave en Pakistán, etapa esta que nunca llegó a concretarse.
      Si bien ud no está muy equivocado respecto a las preferencias de militares y le agrego, funcionarios, hacia material de origen occidental. Lo cierto es que por entonces, el JF-17 no tenía versión biplaza (recién en la actualidad se está construyendo un primer lote), no existía versión con sonda de reabastecimiento, en tanto los chinos no accedían a ciertos requisitos y en rigor de la verdad, pretendían vendernos un sistema que no era como el que utiliza Pakistán. De todas formas, le recuerdo que el JF-17 utiliza asiento Martin Barker.
      Saludos
      Marcelo

  3. La mejor alternativa parece ser comprar 18 JF-17 paquistanies y negociar con Rusia la compra de la mitad de motores de reemplazo. Paralelamente trataria de negociar con Pak y China algo de transferencia de tecnologia a cambio de compras futuras (cuando haya plata) o pagar con commodities…
    Seguir esperando que USA nos dé su bendición, es un gran error que el tiempo ya lo demostró…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here