COVID: Respirador Artificial de Emergencia

0
187

13 de Mayo de 2020 – CENTRO REGIONAL UNIVERSITARIO CORDOBA IUA

El objetivo del Desarrollo apunta a superar la utilidad de los AMBU (Airway Mask Bag Unit, o bomba de vejiga con accionamiento manual) agregando un dispositivo que pueda motorizarse eléctricamente, evitando así tener que disponer de una persona que esté al lado del paciente, obligada a comprimir continuamente este dispositivo manual. De esta manera, estos Equipos Simples propuestos tienen una proyección de uso mucho más amplia, esto es, pueden mantener respirando a un paciente en situación de extrema emergencia, hasta tanto pueda conectársele un Equipo Profesional de Respiración Artificial de Terapia Intensiva, si es que fuera necesario. La mayoría de las veces, la terapia Intensiva prolongada no es necesaria, y este Equipo de Emergencia propuesto puede mantenerse funcionando por muchas horas.

Últimamente, y por los acontecimientos derivados de la Pandemia COVID-19, en muchos lugares del mundo se han implementado dispositivos y artificios mecánicos motorizados muy simples y básicos, destinados a comprimir estos AMBU, tratando de disponer de un Equipo de rápida disponibilidad, bajo costo y prestaciones básicas de extrema emergencia. Hasta el Grupo SEAT en España ha desarrollado un Equipo con esta filosofía de funcionamiento. También hay soluciones similares propuestas por el MIT de EEUU y el Centro Médico Hadasshad de Jerusalén, entre tantos otros.

El Equipo Propuesto por nuestro Grupo de Desarrollo es similar, pero optimiza la aplicación de potencia eléctrica, ya que en lugar de comprimir una típica vejiga AMBU que posteriormente deberá restituirse elásticamente, utiliza un fuelle de doble efecto que controla tanto la inhalación como la exhalación.

Toda la regulación de frecuencias y distribución de etapas porcentuales de inhalación / exhalación, se controla electrónicamente por PWM. La alimentación es de 12 voltios, pudiendo conectarse a una batería, a la toma específica disponible en vehículos, o enchufarse directamente a la red de 220 voltios y convertirse a través de un transformador.

Los costos de los Respiradores Profesionales oscilan entre U$S 20.000 y U$S 50.000, y nuestra Desarrollo apunta un Set de Emergencia que no supera los U$S 400.

Evidentemente, estos equipos económicos no tienen la finalidad de reemplazar a los Equipos Profesionales, sino complementar la Cadena Sanitaria Asistencial. Esto es, servir de soporte o tratamiento preliminar o de urgencia, hasta tanto pueda disponerse de un recurso más adecuado o definitivo.

La forma de lograr producir un equipo de tan bajo costo, es utilizar componentes ya disponibles como partes comerciales en el mercado, de fácil adquisición y costos reducidos. Desde ya, el diseño no contempla la adecuación a ninguna Norma de Equipamiento Médico (porque ni siquiera existe tal Norma Específica), sino simplemente la disponibilidad de un equipo de emergencia de bajo costo y fácil fabricación, que pueda salvar vidas en situaciones críticas.

Ya existe un Prototipo funcionando como Demostrador Tecnológico , diseñado, desarrollado y construido en condiciones de emergencia (cuarentena), con la imposibilidad de tener acceso a estructuras productivas o comerciales estables.(13/05/2020)

La idea de aplicación de estos Equipos Portátiles es de emergencia de campo, de uso domiciliario o de primeros auxilios en aplicaciones vehiculares.

La implementación de este Tipo de Respirador Portátil de Emergencia, daría una velocidad de respuesta muy adecuada a lo que la situación actual está requiriendo frente a la pandemia.

Proyecto Respirador Artificial de Emergencia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here