Procesos de Fabricación de Piezas Aeronáuticas

0
554

Por Marcelo R. Cimino

Durante nuestra primer visita a la Fábrica Argentina de Aviones «Brig. San Martin» FAdeA , a comienzos de octubre de 2010, entre otros referentes, nos entrevistamos con el Ingeniero Mecánico Aeronáutico Rosario Luque, quien por entonces se desempeñaba como Jefe de Calidad en el Área de Fabricación.

En 2010 las principales tareas que se realizaban en el Área de Fabricación, eran esencialmente la manufactura de estructuras nuevas , como es el caso de la línea de producción del avión IA-63 Pampa (18 estructuras), como también piezas y conjuntos para los aviones  involucrados en los respectivos programas de modernización MATE (Modernización de Aviones de Transporte y Enlace) y del avión IA-58 Pucará.

Estas tareas concretamente comprendía fabricación desde cero de piezas, de diferentes tipos. Yendo específicamente a los procesos involucrados en la fabricación de piezas, se distinguían dos tipos de piezas; las que se fabrican a partir de chapa de aluminio aeronáutico y las piezas que se fabrican a partir de bloques de acero, titanio o aluminio básicamente. Las piezas diseñadas a través de un plano hecho en un tablero de dibujo o por sistemas más sofisticados como los que se generados a partir de software de diseño industrial como lo es el CATIA (Computer Aided Three Dimensional Interactive Application).

Fabricación de piezas mecanizadas a partir de bloques

Estas piezas, las mecanizadas a partir de bloques, a través de maquinas/herramientas mecánicas. Responden a diferente tipo de material, de acuerdo a la función que va a cumplir en el futuro avión. Mayoritariamente se realizan en centros de mecanizado de gran precisión. Por su parte, FAdeA disponía de maquinaria de gran porte precisión que databan de los años ’80, pues vinieron para la producción del Pampa. Las cuales fueron favorecidas por la total digitalización de sus funciones. Además se incorporaron con la recuperación de la empresa, de centros de mecanizados CNC (Control Numérico Computarizado) de última tecnología, que aportaron una notable precisión disminuyendo drásticamente los tiempos de fabricación de piezas vitales y complejas.

A su vez, FAdeA controla en sus propios laboratorios las propiedades físicas y mecánicas de los diferentes materiales a mecanizar. Aunque los nuevas tecnologías sean notablemente más precisas, todas las piezas mecanizadas, son sometidas una por una, a un exhaustivo control metrológico, por parte de los laboratorios de control de calidad de FAdeA.

Fabricación de piezas de chapa

La fabricación parte de una chapa plana, esta es trazada a través de una plantilla y luego esa chapa se recorta por una cortadora a chorro de agua. Aprovechando al máximo las superficies “muertas” del corte. En algunos casos las chapas son sometidas al proceso de fresado químico, esta técnica logra disminuir en sectores predeterminados el espesor nominal de las chapas.

La técnica es la siguiente; sobre una chapa ya recortada se aplica una plantilla con los recuadros y formas a erosionar, se aplica una capa de goma especial protectora, que cubre las partes que se quieren preservar (sin fresar), luego se somete a un baño químico que erosiona, de manera controlada y exacta las superficies a rebajar. Lográndose así, en una misma pieza de chapa, sectores predeterminados con espesores diferentes. Esta técnica permite disminuir el peso de la aeronave en su conjunto.

Como paso siguiente se aplica un proceso de conformado; este puede ser por técnicas de estirado en algún caso, o por las técnicas de doblado en otro. Lográndose de esta de manera la forma final de la pieza de chapa a integrar.
Después del conformado, la pieza de chapa esta es sometida a procesos de tratamiento térmico, que le brindarán nuevas propiedades y la resistencia mecánica que requiere específicamente ese conjunto. El paso siguiente es darle a la chapa un proceso químico anticorrosivo de protección superficial, para luego si finalizar en la etapa de pintado.

Sintetizando, se conforman piezas chicas llamadas “piezas primarias”, que luego van a ir montándose unas con otras, armando pequeños subconjuntos y luego pasando a integrar grandes conjuntos.

Finalmente todo este “mosaico” se va ubicando en los “utilajes”, que son grandes estructuras a modo de banco de trabajo. Donde se alinean e integran los diferentes conjuntos de manera armónica, siendo el resultado final la célula misma del avión.

La parte esencial en la fabricación de piezas, es la garantía de calidad que FAdeA certifica, es decir. Todos los procesos productivos que se realizan, son hechos, bajo total control de calidad del producto. Desde el chequeo de la materia prima provista por el fabricante, en su ingreso a la planta. Identificando y controlando que cumpla con la calidad requerida. Hasta su seguimiento en todo el camino productivo.

Paralelamente cada paso productivo, tiene criterios de aceptación y rechazo. De esta manera FAdeA misma asume la responsabilidad de asegurar y certificar, que esos criterios se cumplan.

Esta es una cualidad “incorpore” de la actividad aeroespacial, no olvidemos que estamos ante una industria de alta exigencia, por lo tanto la excelencia y el control de calidad es primordial, sin dejar lugar a especulación alguna. Tal es así que, cada pieza tiene un número de fabricación único y particular. Además cada pieza tiene otro número que identifica el proceso productivo al que fue sometido. De manera que se puede saber, que se le hizo a esa pieza, quién la hizo, en que centro de trabajo se fabricó, con qué materia prima se realizó y quien intervino, nos explica el Ing. Luque.

De esta forma la importancia del área de fabricación, sumada a la idoneidad profesional, garantiza que todos los productos liberados, estén conforme a las especificaciones técnicas y de calidad requeridas.

Conclusión

La industria aeronáutica moderna, aún hoy mantiene un alto grado artesanal en algunas de sus etapas. Dicho estatus, responde a que las series de aviones a producir, rara vez pasan el millar de unidades. De todos modos, nada se puede fabricar hoy sin un arsenal tecnológico detrás.

Por lo tanto es fundamental la comunión de estas artes, llevadas a cabo por mano de obra altamente calificada.

Por último decir, que el espíritu de esta humilde nota que data de 2010, era y es destacar el profesionalismo de los ingenieros, de los técnicos y los operarios que trabajan en nuestra fábrica de aviones. La gran mayoría, gente que ingresó en los’70 y que hoy junto a muchachos que rondan los veinticinco años, están a la altura de cualquier desafío industrial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here