El Demostrador Tecnológico FAdeA IA-100 – Sus Objetivos y Ganancias –

3
1569

Por Marcelo R. Cimino

Nacido en la mediterránea provincia de Córdoba, corazón aeronáutico argentino, el Demostrador Tecnológico FAdeA IA-100, aún hoy mantiene sus esperanzas de convertirse en el eslabón inicial de un sistema de entrenamiento elemental y de propósitos generales, que satisfaga las necesidades futuras del mercado civil y militar argentino.

GENESIS

A poco de recuperada, la Fabrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martin” (FadeA S.A) se emprendió un ambicioso plan de modernización y reequipamiento industrial, construcción de nueva infraestructura en “salas blancas” , puesta en función de varias licencias del programa de diseño CATIA y de análisis y simulación CFD Ansys Fluent, se incorporó una autoclave de última generación, se procedió a capacitar y certificar recursos humanos en construcción de piezas y conjuntos en materiales compuestos complejos. Básicamente a fin cumplir con el programa KC-390 y en el resto de los programas en curso, mejorando sustancialmente los procesos de fabricación de la planta cordobesa.
Paralelamente, se incorporó al plantel de la fábrica una camada de jóvenes ingenieros provenientes de diversas Universidades del país, quienes progresivamente se fueron integrando al capital profesional ya existente en FAdeA.

A comienzos de 2014, la Fábrica de Aviones se encontraba comenzando con la fabricación de la primer Puerta de Carga (Cargo Door) junto a los otros ship-sets en materiales compuestos para el Embraer KC-390. También se implementaban reemplazos de partes originalmente metálicas para los Pampas. Dadas estas condiciones, quedaba en evidencia que por entonces FAdeA se encontraba en capacidad de disponer de mano de obra calificada y las facilidades industriales para fabricar piezas, conjuntos y subconjuntos en pre-impregnados (1), incluso de gran tamaño, bajo estándares de calidad de Embraer, sin embargo y aún disponiendo del capital humano y la tecnología necesaria, la Fábrica no diseñaba nada propio en esta clase de materiales. Es cuando comienza a aflorar la idea de implementar un proyecto integrador que aglutinara en un todo las capacidades adquiridas. Cabe agregar que a su vez, hacía muchos años la Fábrica no diseñaba y llevaba adelante un proyecto propio.

Fundamentalmente, se comenzó a pensar en realizar un prototipo conceptual que hiciera de Demostrador Tecnológico y de Capacidades, que actuara en dos direcciones, impulsando por un lado el desarrollo de un proyecto totalmente nuevo hacia el mercado y por otro, que sirviera de espejo para FAdeA misma, demostrando que se estaba en capacidad de plantear objetivos propios y cumplirlos.

Paralelamente, afloraban algunos factores que serían determinantes a la hora de definir el gen del que luego sería el Demostrador Tecnológico IA-100. Uno de ellos era la necesidad de fragmentar el material de vuelo utilizado en el Curso Básico Conjunto de Aviador Militar (CBCAM), que imparte la Fuerza aérea Argentina, con la incorporación de un modelo de avión de menor complejidad y costos que el Grob G-120 TP-A, asumiendo el segmento dedicado al vuelo elemental (primeras 40 horas) de manera de racionalizar medios y recursos. Otro factor era la inminente renovación del parque de aeronaves biplazas y cuatriplazas en el sector de la aviación civil argentina. Por último, el deseo de integrar en un proyecto común, a un número importante de Pequeñas y Medianas Empresas argentinas (PyMES) junto a Universidades Nacionales, dedicadas desde hace años al sector aeronáutico nacional.

Paso siguiente se procedió a conformar un equipo técnico abocado al Programa Demostrador Tecnológico IA-100, seleccionando en su gran mayoría jóvenes profesionales (básicamente unos 25 profesionales jóvenes junto a otros 5 profesionales mayores de 40 años) el cual actuaría como equipo integrado de desarrollo de producto. Mientras tanto, 12 PyMES aeronáuticas argentinas y el Instituto Universitario Aeronáutico ( IUA)(2) se sumaron al proyecto con gran entusiasmo.

 

EL PROGRAMA

El programa Demostrador Tecnológico IA-100, fue lanzado internamente en FAdeA el 10 de Diciembre de 2014. Días después, el 19 de Diciembre de 2014, con motivo de la creación de la CarAE (Camara Argentina Aeronáutica Espacial) se mostraron las primeras líneas del futuro avión.
El Proyecto consistía en el diseño y fabricación de un primer avión Certificado Experimental, orientado a plasmar las capacidades técnicas y operativas del producto desarrollado, junto a las tecnologías a aplicarse en el proceso de desarrollo. Conformando un conglomerado estratégico empresarial, orientado a la integración con la Industria Aeronáutica Nacional, que a su vez sirviera de base para el diseño y fabricación de una aeronave de Entrenamiento Elemental, para las Fuerzas Armadas y la Aviación Civil argentina.

Tal fue la relevancia de este humilde pero a la vez enorme emprendimiento industrial mixto, entre el Estado argentino junto a un puñado de PyMES y Organismos Nacionales, que confluyó la concreción del primer avión en proyectarse, fabricarse, ensayarse y volar en la Fábrica Argentina de Aviones, en más de 30 años.

A su vez, el Programa Demostrador Tecnológico IA-100, congregó un abanico múltiple de propósitos o metas estratégico industriales; por un lado la concreción de un Nuevo Producto, tanto para cubrir las necesidades del país al tiempo de abrigar un potencial horizonte de exportación. Incursionar en la Capacidad de Diseño en Materiales Compuestos, extendiendo así las de fabricación en pre-impregnados, alcanzadas desde hace casi tres años con el Programa KC-390. Obtención de capacidad en Gestión de Programas Completos de Ciclo Corto (de uno a dos años) y la generación un rol de liderazgo de una Red de Proveedores Nacionales Aeronáuticos, en aras de potenciar y dinamizar la industria nacional, al tiempo de brindar soporte al crecimiento de los programas de FAdeA

El financiamiento del proyecto fue inversión interna de FAdeA (aprobado por su Directorio el 21 de Mayo de 2015) por un monto de 2,1 millones de dólares, que incluyeron compras de materiales, contrataciones de PyMES, mano de obra interna del personal de la Fábrica y puesta en valor del túnel de viento subsónico del CIA. El desarrollo insumió 35000 hs de trabajo en total.

Luego de su lanzamiento en su primer concepto, el Programa fue alcanzado todos los objetivos planeados, con el Demostrador Tecnológico construido en todas sus partes, participando 12 empresas Pymes nacionales, y 1 Universidad Nacional. Como derrame del Programa IA-100 se modernizó y puso en valor el Túnel de Viento Subsónico del Centro de Investigación Aplicada (CIA) perteneciente a la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

El Roll-Out público tuvo lugar en Septiembre de 2015 en la feria Defensa de la Industria. Paso siguiente se asignó al Demostrador Tecnológico IA-100 la matrícula LV-X596 y se concretaron exitosamente los ensayos estructurales principales (calificación de diseño de estabilizador horizontal, pruebas de aceptación de ala, bancada motor y sistemas tales como; sistema de combustible y tren de aterrizaje) se desarrollaron con pleno involucramiento de la autoridad regulatoria ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil Argentina)

Luego del Roll-Out en Costa Salguero (C.A.B.A), la aeronave fue sometida a controles exhaustivos en la planta cordobesa, determinándose la necesidad de realizar tareas de retrabajo sobre elementos estructurales subcontratados.

Si bien esta clase de contratiempos resultan una típica acción necesaria durante desarrollo de proveedores tecnológicos (3) (ej; programa Boeing 787, Embraer KC-390 etc) la meta de concretar el primer vuelo en Diciembre de 2015 debió posponerse para el año 2016.
En Junio de 2016 comenzaron las pruebas en tierra y ajustes generales de los diferentes sistemas. Estas pruebas se extendieron hasta finales de Julio, momento en que el prototipo Demostrador de Tecnología LV-X596 concluyó las pruebas en tierra (01/08/2016), logrando el alta de los sistemas a través de pruebas funcionales, familiarización por parte de los pilotos con la aeronave y sus sistemas, rodajes a baja y alta velocidad con exigencias de aceleración y frenado y por ultimo rotación en el despegue. Al tiempo que se finalizaba la documentación necesaria para adquirir el certificado de aeronavegabilidad provisorio (4).

Finalmente, luego de 18 meses y 35000 hs/hombre de arduo trabajo, el 08 de Agosto de 2016 a las 10:30 de la mañana, a los mandos del piloto civil Pablo Reynoso, el Demostrador Tecnológico IA-100 despegó por primera vez, de la plataforma de vuelo de FAdeA “Capitán Omar Darío Gelardi”, realizando un vuelo de 58 minutos de duración a 5000 pies de altura. Convirtiéndose el IA -100 en el primer avión de diseño totalmente nacional que lograra la Fábrica de aviones desde finales de los 60´con el IA-58 Pucará.

Como dato de color, decir que el primer vuelo del Demostrador de Tecnológico FAdeA IA-100 fue acompañado durante todo su primer vuelo, por una aeronave J-430 “Jabirú” (LV-X471), perteneciente a la empresa de desarrollo de sistemas tecnológicos INVAP, cuya tripulación se encargó de la recolección de datos, observación y apoyo del Prototipo Demostrador, tal como se realiza en las grandes empresas aeronáuticas del mundo.

EL AVION

El Prototipo Demostrador FAdeA IA-100 es una aeronave de entrenamiento elemental Acrobático según especificaciones FAR Parte 23, construida íntegramente en materiales compuestos. Su configuración es biplaza lado a lado, de ala baja cantiléver trapezoidal de perfil laminar, flaps ranurados de accionamiento eléctrico, dotado con punteras de ala wing tip.

El ala del IA-100 dispone de tres largueros; uno principal de fibra de carbono, con perfil estructural IPN (o doble T), que calza dentro del fuselaje y se superpone con el larguero principal del otro conjunto alar, para luego ser unidos entre sí a través de dos pernos estructurales. Un larguero posterior en perfil omega (Ω), el cual que recorre el largo total del ala, y un larguero anterior de menor longitud en perfil C (C), en ambos casos amurados a la raíz del fuselaje (semiala), integrados entre sí por cinco costillas alares principales mas cinco costillas alares secundarias.

El sistema de aterrizaje es fijo, siendo su tren principal del tipo a ballesta, el cual funciona basado en la deformación elástica del metal que conforma el sistema, en tanto el tren de nariz es de tipo oleoneumático, en ambos casos de diseño y construcción nacional.
Una de las características del IA-100, es que el diseño del avión está basado alrededor de su cabina, en función de privilegiar un ambiente acorde y propicio en beneficio de la tarea de formación inicial del novel piloto.

El cockpit tiene una presentación Full Glass basada en aviónica Garmin G3X touch con tres pantallas principales de última generación, siendo el diseño de la disposición e integración responsabilidad de la firma REDIMEC. Al respecto cabe acotar, que al ser el IA-100 un demostrador de capacidades, se optó por equipar al avión con lo mejor y más completo, tal como se hace con los “concept car” a la hora de las presentaciones iniciales, no obstante este último apartado puede adaptarse a las diferentes versiones o requerimientos del potencial usuario.

Está propulsado por una planta de poder Lycoming AEIO-360 B1F, soportada por una bancada multitubular, que va empotrada en la Cuaderna Parallamas del fuselaje, que brinda 180 HP de potencia y que mueve una hélice bipala Hartzell Trail Blazer, de materiales compuestos.

La estructura del fuselaje se compone de dos mitades longitudinales, unidas a lo largo del mismo por diferentes cuadernas estructurales y de forma, junto a una sección de pegado, otorgando gran resistencia al conjunto principal de la aeronave.

El IA-100 puede ser operado por uno o dos pilotos en todas sus configuraciones y misiones sin limitaciones dentro de la envolvente operativa. Está diseñado para cumplir con las especificaciones de la norma FAR Parte 23 “AIRWORTHINESS STANDARDS: ACROBATIC, UTILITY, CATEGORY AIRPLANES”. Asimismo, desde su concepción inicial, se pretende el desarrollo de un entrenador militar, por ende el Demostrador Tecnológico aplica también bajo las especificaciones MIL ( United States defense standard-Military Standard).

Por su parte, el Demostrador Tecnológico IA-100 está concebido con el objeto de brindar el soporte adecuado al sylabus o patrón de entrenamiento elemental, cumplimentando los requerimientos tanto de la aviación civil como los de aviación la militar, al permitir el desarrollo de las facetas referidas a; Pilotaje, Navegación, Vuelo por Instrumentos, Vuelo en Formación y Acrobacia. Siendo que su diseño admite maniobras de acrobacia ilimitada dentro de la envolvente de cargas por maniobra, para lo cual se prevé cuente con un sistema de propulsión aprobado para acrobacia, con capacidad de “g” negativa y de vuelo invertido. Indicando que luego de la campaña de ensayos en vuelo se va a definir la envolvente definitiva de la aeronave con posibles limitaciones determinadas por la resultante de los ensayos o por la autoridad aeronáutica (ANAC).

En cuanto al mantenimiento, el avión y sus sistemas están diseñados bajo el concepto de mínimo mantenimiento. Los sistemas prevén capacidad de test, de tal manera de poder optimizar los planes de mantenimiento programado, a fin de asegurar un esquema operacional seguro y económico, basado en la filosofía ON CONDITION, con configuración modular, aplicados en todos los sistemas, subsistemas e ítems significativos.

El IA-100 responde a tiempos de inspección previa y post vuelo por hora de vuelo, acordes con los valores típicos de un avión de entrenamiento elemental de moderna tecnología (alrededor de cinco minutos). Puede operar sin restricciones en la región y en general en el resto de las áreas globales donde se efectúa entrenamiento elemental. Posee capacidad de ser desmontado y trasladado por medios de transporte terrestre, marítimo o aéreo. Se prevé que los componentes, partes, equipamiento y soporte de equipamiento sean físicamente intercambiables o reemplazables. Asegurando la intercambiabilidad en sus conjuntos principales sin necesidad de retrabajos, con ajustes mínimos y con el uso de fuerza normal.

Dentro del apartado seguridad, el Demostrador Tecnológico IA-100 destaca por poseer varias cualidades, entre ellas un marco de refuerzo de gran resistencia que rodea todo el contorno de la cabina (cuyo ancho máximo es de 1,30 mt), fabricado en fibra de carbono, que otorga protección contra un posible capotaje. Sistema Storm Scope, que detecta a través de un sensor la actividad eléctrica atmosférica. Sistema ELT (Transmisor de Localización de Emergencia). Sistema de sonido 3D. Larguero Anterior de ala en perfil C, destinado a proteger el tanque de combustible ante un eventual impacto. Cabe agregar que, aunque no lo posee, el diseño estructural del IA-100 contempla la adopción del sistema de Paracaídas Balístico (BRS – Balistic Recovery System).

Por último, el IA-100 adopta el concepto de diseño de Parallamas Inclinado (FAR 23561), el cual prevé ante el riesgo de colisión de la aeronave contra el piso, que la estructura no concentre el impacto en un solo punto y que como consecuencia de ello el avión “se clave” provocando que el motor se incruste dentro de la cabina. Para que ello no suceda, la parte inferior del Parallamas del IA-100 se encuentra inclinada hacia abajo y hacia atrás, de manera de provocar un deslizamiento ante un eventual impacto (5), eso hace que el avión no comprima la estructura. Al tiempo que, la parte superior del Parallamas, está inclinada de manera tal, que la bancada del motor colapse hacia el lado de los tubos de bancada más largos, logrando de esta manera que ante el impacto, el motor se desplace hacia arriba y no se incruste en la cabina. Lo detallado es un concepto inédito en esta clase de aeronaves y que le da al Demostrador Tecnológico IA-100 un plus muy apreciado por los usuarios.

FASES PREVISTAS (primer concepto)

El programa IA-100 se encontraba organizado, en un primer concepto, en cuatro fases de desarrollo, a continuación la descripción de las mismas:

FASE 1 : Comprende el desarrollo, construcción y puesta en vuelo del Demostrador Tecnológico (DT). El mismo es biplaza lado a lado, sistema propulsivo de 180 HP, estructura full compuesto, tren de aterrizaje fijo, IFR, Full Glass Cockpit y Certificación experimental.
FASE 2: Comprende el desarrollo de la versión correspondiente al Entrenador (E) Aviación Civil. El mismo será biplaza lado a lado, sistema propulsivo de 180 HP, estructura full compuesto, tren de aterrizaje fijo, aviónica simplificada y Certificación FAR 23 utilitario o VLA.
FASE 3: Comprende el desarrollo de la versión Entrenador Elemental (EE) Militar. El mismo será biplaza lado a lado, sistema propulsivo de 180 HP, estructura full compuesto, tren de aterrizaje retráctil, IFR, Full Glass Cockpit y Certificación FAR 23 acrobático o utilitario.
FASE 4: Comprende el desarrollo de la versión Avión Enlace (AE) Civil y Militar. El mismo será cuatriplaza, sistema propulsivo de mayor potencia que las versiones DT, E y EE. Estructura full compuesto, tren de aterrizaje retráctil o fijo a elección del usuario, aviónica simplificada o Full Glas Cockpit también a elección del usuario y Certificación FAR 23 utilitario.

Un vistazo al Mercado Civil argentino

En la actualidad las aeronaves biplazas que se encuentran mayoritariamente en los aeroclubes argentinos son; Cessna 150 y Cessna 152, Piper Tomahawk, Aeroboero AB-115, AB 180, etc. Las cuales datan de las décadas de los 60’, 70’ y 80’. En tanto el parque de aeronaves cuatriplazas ronda las 675 unidades, 601 de las cuales se dividen mayoritariamente entre aeronaves; Cessna 172, Cessna 182, Piper PA-28, Piper PA- 24 cuya entrada en servicio data desde la década del 50’ a los 90´ en el mejor de los casos. En sendos ejemplos con gran cantidad de años de operación a cuestas y en otros próximas a culminar con su vida de servicio. Cabe agregar que las aeronaves próximas a ingresar en periodos de inspección general o mayor, demandan costos muy elevados y en muchos casos terminan en estado inoperativo (fuera de servicio). Es importante mencionar también, la dificultad recurrente para la adquisición de repuestos y componentes para mantener la aeronavegabilidad de estas naves, sea por obsolescencia o falta de soporte logístico por parte del fabricante original.

Participación de Empresas Privadas y Universidades Nacionales

Dentro de los objetivos perseguidos a través del programa de desarrollo del Demostrador IA-100, se buscaba promover empresas aeronáuticas nacionales en tecnologías avanzadas, a fin de generar una red de proveedores a nivel nacional para este y para futuros proyectos. A su vez revitalizar las diferentes capacidades de Ingeniería Aeronáutica Argentina con vistas a diseñar, construir y brindar soporte operativo de la una aeronave como requisito indispensable, focalizando en el perfil de socio de riesgo en futuros negocios aeronáuticos. Cabe agregar, que las empresas privadas participantes, ya eran en su gran mayoría proveedoras de elementos y/o servicios de FAdeA, siendo que algunas de ellas cuentan en su haber el desarrollo de proyectos de similar o mayor complejidad que el planteado por el programa del Demostrador Tecnológico IA-100.

Empresas y Organismos participantes listadas a continuación.

• Instituto Universitario Aeronáutico (IUA-FAA).
Asesoramiento en integración de sistemas, Aerodinámica, Cargas Estructura, Mecánica del Vuelo, CFD y Aviónica. Tareas de diseño, cálculo, verificación y ensayos, tanto estructurales como de vuelo. M, ientras que, algunos utillajes y piezas avión fueron realizados con la impresora 3D del Instituto

• Prodismo / Practica (spin off de Prodismo)
Fabricación de modelos de fuselaje y semialas

• Compañía Central Aérea.
Instalación motor, hélice, controles motores y arranque motor, sistemas de escape, sistema de lubricación motor.

• Nostromo SRL.
Asesoramiento en procesos de fabricación, diseño y calculo estructural.

• PlaneARG SRL.
Fabricación de modelo empenaje horizontal, fabricación de molde ala, fabricación ala, asesoramiento en diseño y fabricación.

• AyD Aviación.
Conceptualización de sistemas, fabricación e instalación de comandos de vuelo y sistema de combustible.

• Sampaolesi Plastic.
Fabricación de transparencias. Cúpula.

• Vortex Design Solutions.
Diseño y cálculo estructural de ala, diseño y calculo estructural de empenaje horizontal.

• Redimec SRL.
Aviónica integrada, sistema eléctrico, sistema de iluminación, sistema anemométrico, indicación motor.

• Aeropac SA.
Diseño e instalación de bancada motor y sistema de tren de aterrizaje.

• 3DI/ Rossi Racing Sport.
Interior de Cabina. Butacas y paneles interiores.

• CBA Compuestos.
Desarrollo y fabricación de los carenados de rueda

Recuperación de las Capacidades del Túnel de Viento Subsónico.

Con el transcurrir del programa Demostrador Tecnológico IA-100 la sumatoria de se hizo evidente la necesidad de revitalizar las capacidades de la Ingeniería Aeronáutica Argentina deterioradas y disminuidas por falta de inversión e interés a lo largo de los años. En función de la meta propuesta era menester suplir necesidades de aspecto técnico vinculadas a validaciones y ensayos sobre el IA-100. Dadas las necesidades del programa se procedió a la reparación y modernización del sistema de adquisición de datos y balanza aerodinámica del túnel mayor (subsónico), al tiempo de proceder a reactivar las instalaciones de los túneles de viento en manos del Centro de Investigaciones Aplicadas (CIA- FAA) Vale acotar que la modernización y puesta en valor del preciado túnel subsónico, se logró íntegramente con recursos técnicos y profesionales argentinos.

Tal vez, a los ojos del desprevenido semejante hito pase desapercibido, sin embargo tal recuperación de capacidades, permite no solo la conservación de tan notable patrimonio sino que también permite cumplir con las necesidades y posibilidades próximas de utilización de las instalaciones y túneles en distintos proyectos. Sin ningún lugar a dudas, esto representa un incremento de capacidades para FAdeA y el CIA, en lo que respecta a posibilidad de realización de ensayos aerodinámicos ajustados a estándares internacionales, esencialmente de aplicaciones aeronáuticas y extensivas a ingeniería del viento.

Estado Actual del Programa y su futuro

A Febrero de 2017 Demostrador Tecnológico IA-100 había completado los cinco vuelos de prueba preestablecidos en el programa de desarrollo, como paso previo a encarar la campaña de ensayos de vuelo de 40hs o más de duración, con el objetivo de alcanzar la Certificación bajo estándares RAAC (FAR) 21 categoría Experimental inciso Investigación y Desarrollo, sin embargo el programa dejó de recibir financiamiento y dicha campaña no se concretó.

En la cancelada etapa, se hubieran integrado a la aeronave los sistemas de vuelo que no eran privativos de vuelo para su etapa inicial, como ser la integración del sistema de piloto automático (de tres ejes), los sistemas de iluminación interna y externa de la aeronave, el sistema ELT, el sistema Storm Scope y la cámara de visión nocturna. Al tiempo que se chequearían y corroborarían en vuelo real las diferentes previsiones de diseño (cualidades de vuelo, performances, aerodinámica, autonomía, alcance etc.). Cabe agregar que, en esta última etapa se hubiera completado la base de datos existentes, que luego se utilizarían en el eventual IA-74 para la Fuerza Aérea Argentina y las versiones propuestas para el mercado civil.

Más allá del lamentable freno, el equipo Ingeniería y Desarrollo que llevó adelante el programa IA-100, avanzó en el Requerimiento Operativo emitido por la Fuerza Aérea Argentina (FAR 23 utilitario), con miras a un posible futuro Entrenador Elemental IA-74, donde el Arma Aérea impone necesidades para con el futuro avión y en base a esas imposiciones, se determinan pesos, potencia, aerodinámica, robustez y demás características puntuales, muchas de las cuales, se cumplen acabadamente en el IA-100 mismo, tal como está hoy. De donde se deduce que trabajo desarrollado sería la base del IA-74, con el consiguiente beneficio en rapidez de desarrollo y ahorro de recursos.
También decir, que en el caso puntual de un entrenador para la Fuerza Aérea, se aplicarían conceptos menos conservadores respecto de la cabina del actual IA-100, ofreciendo un espacio más amplio, una mayor visibilidad y un rediseño de la cúpula, siendo este último, el cambio más notorio en la fisionomía del IA-74 respecto del IA-100.

Por otra parte, en el proceso de fabricación de un posible IA-74 y demás versiones, se pasaría de utilizarse la técnica de laminado húmedo (aplicada en la fabricación del IA-100) a utilizarse tecnología de laminado por infusión (donde se introduce la resina a través de vacío), logrando de esta manera mayor homogeneidad y estabilidad del material, virtudes que se verían reflejadas en la optimización de espesores, resistencia y pesos dentro de la estructura del nuevo avión(6).

Más allá de las idas y vueltas propias de nuestra nación, la Fuerza Aérea Argentina mantiene intacto su interés por el desarrollo de un Entrenador elemental FAR 23 utilitario aunque debe priorizar sus necesidades debido a carencia de presupuesto, aún así siguen las conversaciones técnicas al respecto con FAdeA. Por otra parte, para FAdeA la base desarrollada sobre el IA-100 sigue siendo vigente, considera que tiene mercado y así lo incluye como producto dentro de su portfolio de negocios, ante posibles partneship o clientes potenciales.

De continuarse alguna vez el programa y conseguir la Certificación bajo estándares RAAC (FAR) 21, el prototipo IA-100 quedará como experimental, dejando para un desarrollo siguiente el proceso certificatorio FAR 23. Por último, si bien el prototipo IA-100 seguirá utilizándose como banco de ensayos y prototipo para alternativas de nuevos negocios, su ciclo como programa cumplió con el honor de haber logrado con éxito todos los objetivos inicialmente trazados como Demostrador Tecnológico.

___________________________________

(1) Son aquellos materiales conformados por una combinación de dos o más materiales distintos. El caso más clásico es la fibra de vidrio embebida en resina epoxi . En general las fibras, sean estas de vidrio, carbono, kevlar, etc., solo soportan cargas de tracción. La conformación de varias capas de estas fibras contenidas por resinas, logran materiales de gran resistencia a todo tipo de esfuerzos combinados y de muy bajo peso. Permiten también realizar componentes de una gran variedad de formas.

(2) Organismo dependiente de la Fuerza Aérea Argentina

(3) 35000 horas frente a las 22000 planeadas se realizaron significativos retrabajos en FAdeA, sobre elementos estructurales subcontratados, una típica acción necesaria durante desarrollo de proveedores tecnológicos

(4) El certificado de aeronavegabilidad, lo emite ANAC cuando cuenta con toda la documentación emitida por el fabricante: formularios, informes, planos, ensayos, alta de calidad.

(5) Calculo estimado en base a un ángulo determinado por norma FAR.

(6) A nivel flexibilidad, decir que el Demostrador Tecnológico FAdeA IA-100 es un concept, donde uno de los objetivos es mostrar el máximo de las posibilidades que el diseño admite, tanto a nivel cuantitativo y como cualitativo. Como es de imaginar entonces, el equipamiento del posible entrenador IA-74 y eventuales versiones, serían a pedido del usuario, dentro de un abanico amplio de posibles configuraciones.

______________________________________

El Demostrador Tecnológico FAdeA IA-100 – Sus Objetivos y Ganancias –

Por Marcelo R. Cimino ©

3 Comentarios

  1. Puro HUMO!!! Ese avión fue rechazado por la Fuerza Aérea y por los dueños y pilotos de pequeños aeródromos. Era carísimo, difícil de reparar, tosco y demasiado grande para lo que el mercado buscaba. Además tenía errores de diseño básicos que lo terminaron hundiendo. Fue una pérdida de tiempo y dinero en algo demasiado simple que estaba más para trabajo práctico de una universidad que para un producto de una ¨fábrica¨ de aviones de verdad. La foto de la cabina muestra claramente la falta total de visión que había desde adentro…una locura!! Además, si el piloto medía más de 1.8 mts tenía que agacharse para poder estar adentro…ridículo!! Además, el verso ese de la ¨integración de PyMEs¨ ya es demasiado…si hasta aparece en la listita el importador del motor extranjero como ¨proveedor nacional¨!! jajajajaja Es joda? Además, quieren hacer creer que la empresa que vendió dos butacas comunes de auto de Rally para el avioncito ahora es proveedor aeronáutico ?? La notita es muy berreta!!!

    • Que tal don Beto! Veo que tiene un verdadera ametralladora de calificativos y no respalda con argumentos ninguna de las afirmaciones. Por lo pronto paso a enumerar algunas preguntas, digamos básicas, como por ejemplo; ¿Como pueden rechazar un arma aérea, un “dueño de Aeroclub” o “pilotos de pequeños aeródromos” una aeronave que nunca volaron? Explíqueme primero eso. En segundo lugar, ya que veo que el humo es un elemento que nubla la visión, por lo visto, dígame a que fue la FADA ( si es que sabe o se enteró) a un seminario en FAdeA? Por otra parte, puntualíceme cuales son los errores de diseño, si es tan amable y ya que está, si es que este diseño es tan simple, explíqueme en que o cuantos trabajos prácticos se recurre a aplicar un parallamas inclinado, como si esto fuera un juego de niños?

      A todo esto, ya que veo sabe mucho sobre el tema, cree usted que alguien se atrevería a diseñar algo alejado a lo que indica una norma, me refiero a la visión desde cabina, Ah! y le agrego, mido 1.92 mt y pude tranquilamente subirme a la cabina y cerrar la cúpula, le agregó, la aeronave en reposo está unos grados inclinada hacia arriba y así y todo podía ver 500 mts hacia adelante.

      Por último, si hubiera sido de su agrado pensar un poco, tal vez se hubiera dado cuenta que uno de los objetivos de este Demostrador, ya que ni el título comprendió, era desarrollar proveedores que se encarguen del cálculo y desarrollos de sistemas tal como hizo Aeropac, por dar uno de los varios ejemplos, con el sistema de tren de aterrizaje.

      De todos modos, entiendo que su objetivo es otro y como autor del artículo, me agrada que tanto le haya molestado el mismo.

      Saludos

      Marcelo R. Cimino – defensor de la industria nacional, de los profesionales argentinos y que aborrece cipayos como usted.

  2. Hay quienes quieren hacernos creer que nuestros astilleros, fabricas de aviones y otros productos de industria nacional son malos. La industria de defensa es más que eso…es industria de soberanía. Y como tal hay que defenderla de quienes quieren desprestigiarla. Saludos Marcelo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here